sábado, 3 de enero de 2009

Utero





Emociones ajenas y propias, hacen su hueco ahí.

El grito se expande, hasta que mi voz se quiebra,

y me envuelve mi propio susurro.

Recipiente de dolor, amor.....

Bendito centro de la creación.

1 comentario:

Lasosita dijo...

Un Casi Poema... con todo lo que un órgano tan vital puede significar. Un beso, Merce, en femenino!!

Mi lista de blogs