jueves, 1 de enero de 2009

La Gran Paz Natural "Sogyal Rimpoché "






"Cultivar un tesoro de virtudes" es adoptar acciones positivas, benéficas y sanas que son la causa de la felicidad.


La mente es la raíz de todo: Creadora de felicidad, creadora del samsara y creadora del nirvana. Como dijo Buda: " con nuestros pensamientos creamos el mundo" .


Por supuesto, no deberíamos reprimir nuestros pensamientos y emociones, pero tampoco


complacermos en ellos.


Lo que necesitamos de veras es tan solo paz. Es por esta razón que nos damos cuenta que sentarnos, aunque sea un momento, inspirar expirar dejando a nuestros pensamientos y emociones posarse tranquilamente, puede constituir un maravilloso descanso.


"Permanecer en calma"


Y al calmarse ocurre algo extraordinario: Todos nuestros aspectos fragmentados vuelven a casa y nos unificamos. La negatividad y la agresividad, el dolor, el sufrimiento y la frustración se desvanecen de verdad. Experimentamos una sensación de paz, de espacio y de libertad y, como resultado de este aquietamiento, surge una profunda tranquilidad..... el amor y la compasión.




Autor de El libro tibetano de la vida y de la muerte.








Sentí la necesidad hoy, asomada al nuevo año, de tomar un poquito de este balsamo.


4 comentarios:

Lasosita dijo...

Justamente, ese bálsamo es la acción y la reacción de ser capaz de encontrar la calma en nuestro interior. Genial para los primeros días del año. Aunque a veces, necesitaremos muchísimo más que un poquito :)

merce dijo...

Susi, así es...Gracias.

Marisa dijo...

De este bálsamo debemos tomar
todos los días del año.
¡Qué a gusto se encuentra uno!

merce dijo...

Pues siempre esta ahí. Tomaremos con un brindis. Chin...Chin.

Mi lista de blogs